DESGARGA TU EJEMPLAR

Reinventarse o morir: cómo la COVID-19 ha

cambiado el panorama de las empresas en Ecuador

Telmo Salazar

  • Twitter

@telmofsp

Era diciembre del año 2019 cuando empezábamos a escuchar noticias sobre el brote de un nuevo virus en la ciudad de Wuhan. Sin imaginarnos el impacto alrededor del mundo que se iba a generar, especialmente en la salud, economía y nuestro estilo de vida; la vida desde el otro lado del mundo se mantenía normal.

El 11 de marzo del 2020, la OMS declaró que la COVID-19 había superado fronteras internacionales y se había propagado a lo largo de los continentes, es decir se había convertido en una “Pandemia”. Algunos jefes de estado intentaron mitigar los contagios implementando medidas como el aislamiento preventivo, el teletrabajo y el cierre de actividades económicas no esenciales. Estas medidas llevaron a muchas empresas a cuestionarse sobre su futuro y también el de sus trabajadores. Muchos empresarios sostenían que las medidas adoptadas por los gobiernos, ocasionaría peores daños que el propio virus.

Si bien, aún es muy pronto para analizar por completo el impacto de la emergencia sanitaria, desde mi experiencia como emprendedor, comparto un análisis acerca de las principales afectaciones a las empresas.

Fotografía: Juan Ruíz Cóndor

Es claro que las medidas adoptadas por el gobierno priorizaron el ámbito sanitario ante el económico, es por ello que el sector que brinda productos y servicios (exceptuando las actividades económicas esenciales) fue golpeado severamente por las restricciones al dejar de recibir ingresos.

El cierre de actividades económicas no esenciales junto con el aislamiento hizo que muchas industrias, empresas y negocios suspendieran operaciones, provocando que los costos fijos elevados no sobrevivan el primer mes de restricciones. La consecuencia se evidenció en el inevitable despido de trabajadores, encadenando a proveedores y colaboradores a su mismo destino. Según el ministro de producción de Ecuador, Iván Ontaneda, la paralización de varios sectores productivos en el Ecuador causó una reducción en ventas por USD 4.730 millones en las tres primeras semanas de cuarentena.(Silva, 2020)

Mientras sigue corriendo el reloj, la crisis sanitaria no dejará únicamente familias destrozadas por la pérdida de un ser querido; sino también familias sin medio de subsistencia por la falta de empleo y de oportunidades. En el mundo, pero sobre todo en Ecuador, la crisis provocará que gran parte de la población reduzca su poder adquisitivo, causando que las empresas tengan menor demanda en sus productos y servicios. Es por esta razón que los negocios, empresas e industrias que logren sobrevivir, deben reinventarse para que su propuesta de valor llegue al reducido mercado que dejará esta pandemia.

Fotografía: Juan Ruíz Cóndor

Se ha tornado rutinario escuchar noticias negativas sobre el impacto de la COVID-19 en nuestro país. Sin embargo, pienso que debemos mantener la calma, intentar sacar provecho de la situación y convertir los problemas en oportunidades. Sin duda, estamos en la puerta de una nueva era, la llamada “cuarta revolución industrial o industria inteligente” y este virus ha sido el detonante para acelerar la transformación de los negocios tradicionales hacia modelos que utilicen a la tecnología como aliada.

La pandemia ha cambiado nuestros hábitos de consumo, por lo cual, muchos negocios, que aún eran ajenos a esta nueva era digital, ahora se verán obligados a implementarla para sobrevivir. Otros, que ya usaban la tecnología en su modelo de negocio, han usado a la COVID-19 como su gran “aliado” para transformarse durante esta crisis, como en los casos de icónicas empresas como Netflix, Amazon, Zoom, etc (Forbes, 2020).

El nuevo panorama que nos dejará el virus dará como resultado nuevas necesidades que generarán nuevas oportunidades de emprender; y es por ello que estamos viendo la proliferación de negocios relacionados con entrega a domicilio, formación online, telemedicina, impresión 3D, industrial textil y muchas más que irán reinventándose a lo largo del tiempo.

La pandemia también ha catapultado aún más a la industria biotecnológica, el ejemplo que ha tenido más realce es la fabricación de pruebas rápidas de detección de COVID-19 y en la difícil tarea de encontrar una vacuna. Sin lugar a duda, la actual situación ha demostrado lo importante y lucrativo de esta industria, por lo cual no será sorpresa ver más personas incursionando en el mundo del bioemprendimiento.

Sin temor a equivocarme, diría que la COVID-19 será una prueba de fuego para todas las empresas, en la que algunas quebrarán, otras sobrevivirán y algunas se fortalecerán.  Es inevitable el relacionar la situación actual con las sabias palabras que alguna vez escribió Charles Darwin “Las especies que sobreviven no son las más fuertes, ni las más rápidas, ni las más inteligentes; sino aquellas que se adaptan mejor al cambio”.

Esperemos qué nos depara el futuro, mientras tanto tendremos que adaptarnos y reinventarnos o no sobreviviremos.

Referencias:

Forbes, S. (2020). Netflix: ¿Seguirá subiendo la acción tras el boom de suscriptores por COVID-19?le. Forbes Colombia. Recuperado de https://forbes.co/2020/05/19/actualidad/netflix-seguira-subiendo-la-accion-tras-el-boom-de-suscriptores-por-covid-19/

 

Silva, M. V. (2020). 70% del aparato productivo ha parado operaciones, según Iván Ontaneda. https://www.elcomercio.com/actualidad/sector-productivo-operaciones-ontaneda-covid19.html

Catálisis Revista Digital

Somos pioneros en la divulgación de biociencias en Ecuador y Latinoamérica.

Email: revistacatalisisecuador@gmail.com

Teléfono: (+593) 99 515 0358 / (+593) 98 462 7152

Locación: Quito - Ecuador

© 2020 Todos los derechos reservados Catálisis Revista Digital