blue-holi-powder-smiling-young-woman-out

Ser mujer, lesbiana

y hacer ciencia 

Por: Ana Karenina R. Viggiano.

Soy mujer, estudiante de posgrado en ciencias biomédicas y soy abiertamente lesbiana. Pero no el tipo de lesbiana que pudiera pasar desapercibida y tener el famoso hetero-passing (mientras luzcas dentro de lo heteronormado, se asume que “podrías” ser heterosexual. Que tienes relaciones románticas con personas del sexo opuesto) y nadie te molesta. Soy lo que el lesbianómetro, aquel artefacto subjetivo que te dice tu grado de lesbianismo, describe como “muy lesbiana”. Ya saben, cabello corto, “poco femenina” según los estándares tradicionales. Soy lo que en algunos lugares consideran, una “mujer incorrecta”.

 

Durante el posgrado, sentí la atención de las personas sobre mi apariencia al momento de participar en seminarios o participar con gente de otros laboratorios. Estoy acostumbrada a las miradas de toda la vida. Salí del clóset a los 16 años y ya mi expresión de género representaba un tema. Constantes comentarios del tipo: “¿Por qué no eres más femenina?” u otros. Pasé gran parte de mi adolescencia y mi vida adulta con una (auto)lesbofobia internalizada, porque me cuestionaba ¿Por qué no puedo ser una lesbiana más “tolerable”? Porque la gente sigue teniendo estos preconceptos sobre cómo debería lucir y actuar una mujer, y cuando te sales de ese perfil eres señalada. Seamos honestos, ser diferente sigue siendo peligroso, aún en 2020.

 

Si esto no fuera un tema relevante, no tendríamos los porcentajes actuales de deserción en los posgrados por motivo de discriminación (Hughes, 2018). Personas que describen que “el ambiente no era amigable” dentro de sus posgrados y decidieron abandonarlos. ¿Cuántas mentes brillantes y con potencial perdemos debido a la intolerancia en el entorno científico? Justamente un medio que debería ser ejemplo de tolerancia y convivencia por la información con la que cuenta a primera mano.

 

De vuelta al término de hetero-passing, que utilicé previamente, ¿qué beneficios tiene? Muy simple, ya que muchos candidatos a una plaza en un laboratorio no quieren tener en su laboratorio al “amanerado” o a la “machorra”, cualquier otro investigador (que bien podría formar parte de la comunidad LGBT+) que tenga una expresión de género dentro de lo binario, será bien recibido. Esta práctica se replica en diversos medios, es algo así como “don’t ask, don’t tell” (no preguntes, no digas). Algo como que “mientras aparentes heterosexualidad, no pasa nada”.

Esta realidad se observa de igual manera en los puestos de investigador. Pocas son las personas que viven abiertamente su opción sexual y de género y ni hablar de las y las personas trans. Al momento de escribir este artículo, prácticamente no conocía científicos que pertenezcan a la comunidad LGBT+ y, más aún, que sean originarios de Latinoamérica. Si realizan una búsqueda rápida en Google, es posible encontrar científicos LGBT+ por nacionalidad en Wikipedia. Al dar click en la pestaña “México”, que es el único país latinoamericano que aparece en este sitio, encontrarán únicamente dos ejemplos, y esto habla del poco o nulo reconocimiento de los y las científicas latinoamericanas de la comunidad LGBT+.

 

El papel de las mujeres en la ciencia requiere ser valorado y visibilizado, pero en un tema de interseccionalidad, el trabajo de las mujeres lesbianas y de toda la comunidad dentro de la diversidad sexo-genérica en la ciencia requieren de lo mismo. 

 

Ser diferente no es fácil, pero no tenemos opción. Existe la creencia de que a mayor grado de estudios, mayor apertura y menores manifestaciones de intolerancia. Esto tristemente no es real. Existen muchas personas con un alto grado de estudios que siguen pensando que la homosexualidad tiene origen genético, en “traumas” y/o abuso infantil y que hacen comentarios de esto como “antinatural”.

 

Por último, me parece de gran importancia alzar la voz y denunciar los hechos de discriminación por más “leves” que nos pudieran parecer. Son estas acciones las que nos podrían llevar a hacer justicia e imaginar un medio científico libre de discriminación, violencia y seguro para todas y todos.

Referencias:

Hughes, B.E. (2018). Coming out in STEM: Factors affecting retention of sexual minority STEM students. Science Magazine. Recuperado de: https://advances.sciencemag.org/content/4/3/eaao6373

Catálisis Revista Digital

Somos pioneros en la divulgación de biociencias en Ecuador y Latinoamérica.

Email: revistacatalisisecuador@gmail.com

Teléfono: (+593) 99 515 0358 / (+593) 98 462 7152

Locación: Quito - Ecuador

© 2020 Todos los derechos reservados Catálisis Revista Digital