• mishelpazmin

La agricultura como nuevo bioemprendimiento, una oportunidad en construcción


Por Mishel Pazmiño


Los bioemprendimientos son iniciativas encaminadas al uso sustentable y responsable de la biodiversidad; ya sea en materiales o procesos de producción con el fin de minimizar la carga contaminante de las nuevas tecnologías y contribuir en la transición hacia un sistema económico sostenible, resiliente, competitivo que al mismo tiempo fortalezca el horizonte de la bioeconomía (Factos & Rodríguez, 2020).


Son alternativas que reconocen a la biodiversidad como una oportunidad frente al cambio climático porque su centro de acción se basa en recursos biológicos que no afectan los ecosistemas y su interacción natural. Ecuador, siendo uno de los países más biodiversos del mundo, solo conoce el 5% de su potencial en materia de bioemprendimientos o negocios verdes; es decir que la demanda de investigación y de inversión en este tipo de mercados es muy baja, por otra parte, la necesidad de generar nuevas propuestas más amigables con el ambiente se evidencia en las múltiples iniciativas, fondos concursables, construcciones políticas, etc. que se promueven alrededor del mundo con el fin de incorporar a la biodiversidad como la nueva alternativa económica de las naciones (INABIO, 2019).


Por otra parte, aun con la existencia de barreras económicas, políticas y de infraestructura; nuestro país ha sido testigo de varios bioemprendimientos ecuatorianos destacables como el reciente caso de PROAmazonía, un concurso que tiene como objetivo identificar bioemprendimientos que se desarrollan con productos de la Amazonía ecuatoriana con el fin de promover el uso sostenible de la biodiversidad como alternativa de generación de ingresos.


Nuevas oportunidades de bioemprendimiento


Como ya se mencionó, Ecuador cuenta con una amplia variedad de recursos biológicos con gran potencial para el desarrollo de bioemprendimientos sobre todo desde el punto de vista de la agricultura, el desarrollo rural y la participación de las comunidades. La gran mayoría de bioemprendimientos presentan coproductos producidos en la misma naturaleza, desde materia prima reutilizable o con bajas emisiones contaminantes. Pero, lograr el fortalecimiento del bioemprendimiento rural de las comunidades a partir de productos obtenidos de la tierra representa una nueva oportunidad de generar trabajo en sectores sociales donde el riesgo económico es alto.


El gran desafío de un modelo de emprendimiento que promueva el aprovechamiento sustentable de la biodiversidad y la participación de las comunidades es lograr articular una alianza entre la comunidad, academia y empresa donde las oportunidades de negocio sean productos producidos en el campo; emprendimientos biocomunitarios donde el eje de desarrollo son los agricultores y sus conocimientos en agricultura orgánica.


El desarrollo de ideas emprendedoras basadas en el aprovechamiento de la bioeconomía y la diversificación de productos de la agricultura familiar no solo genera ingresos económicos para la comunidad que trabaja activamente en el campo, sino que promueve la participación de la mujer en las actividades y toma de decisiones. Por otro lado, impulsa a los jóvenes a volver al campo y mejorar las técnicas agrícolas para dar un valor agregado a este nuevo bioemprendimiento conocido como "agricultura comunitaria".


Cabe mencionar que al mismo tiempo que la agricultura comunitaria promueve opciones de desarrollo rural, se abren nuevas oportunidades de empleos de calidad ya no solo dedicada a producir alimentos e ingredientes, sino también a la producción de materia prima para otros usos (Rodríguez, 2017). La oportunidad de la agricultura comunitaria como bioemprendimiento también ha logrado generar oportunidades para el desarrollo de nuevas cadenas de valor, a partir del uso de biomasa no alimentaria y de desechos, de la formulación de bio insumos para la agricultura (biofertilizantes, biopesticidas, biofungicidas).


En este sentido, darle una oportunidad a la agricultura y al potencial de los cultivos agrícolas orgánicos no solo representa un potencial importante para el desarrollo de la bioeconomía local, sino , como una alternativa para la diversificación productiva en el medio rural, especialmente en los sectores agrícola y agroindustrial.

 

Referencias


Factos, M., & Rodríguez, J. (2020). Bioemprendimientos: alternativas en marcha frente al cambio climático. GIZ, I, 8. https://www.bivica.org/files/5632_Introduccion_Catalogo_Bioemprendimientos.pdf

Fortin, M. (2020). Bio emprender. IICA, I, 6. http://repositorio.iica.int/bitstream/handle/11324/6384/BVE18019630e.pdf;jsessionid=0A384C10CC74F95AE47C6F4209A85A04?sequence=1

INABIO. (2019). Fortalecer bio emprendimientos y servicios ambientales, como una cadena integrada a una nueva matriz productiva. Medidas o Acciones - VI Informe. http://inabio.biodiversidad.gob.ec/2019/01/30/16-fortalecer-bio-emprendimientos-y-servicios-ambientales-como-una-cadena-integrada-a-una-nueva-matriz-productiva/

PROAmazonía. (2021). Ecuador apoya la innovación con el primer concurso de Bioemprendimientos Amazónicos. Evento de Lanzamiento Del Reto Amazonía Innova. https://www.proamazonia.org/ecuador-apoya-la-innovacion-con-el-primer-concurso-de-bioemprendimientos-amazonicos/

Rodríguez, A. (2017). La bioeconomía: oportunidades y desafíos para el desarrollo rural , agrícola y agroindustrial en América Latina y el Caribe. El Boletín CEPAL/FAO/IICA, 16. http://repositorio.iica.int/bitstream/handle/11324/6384/BVE18019630e.pdf;jsessionid=0A384C10CC74F95AE47C6F4209A85A04?sequence=1



141 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo