top of page
  • Foto del escritorCatálisis

Día Mundial de Los Anfibios: La vida en dos mundos

Actualizado: 30 abr 2023

Escrito por Katty Garzón-Tello


El 28 de abril se celebra el Día Mundial de los Anfibios, una fecha establecida por la Unión Mundial para la Conservación de la Naturaleza (UICN) en respuesta a las amenazas que enfrentan estos animales. Sapos, ranas, salamandras y cecilias son algunos de los miembros de este grupo, que se desarrollan en dos medios diferentes a lo largo de su vida. La piel permeable de los anfibios, sin escamas, pero con glándulas protectoras, los hace vulnerables a virus, hongos y bacterias, lo que los convierte en un indicador clave de la salud de los ecosistemas.


La diversidad de anfibios en Ecuador


Ecuador es un país privilegiado por su gran diversidad de anfibios, con un total de 669 especies, lo que lo convierte en la tercera anfibiofauna más numerosa del mundo, después de Brasil y Colombia. Pero lo que hace de Ecuador una región única es la abundancia más alta de ranas y sapos por unidad de área, convirtiéndolo en la región del planeta con la concentración más variada de estos animales. Las zonas tropicales son las que cuentan con la mayor diversidad de anfibios, debido a las condiciones ambientales y físicas que presentan ecosistemas y microhábitats muy variados que favorecen la diversificación de especies. En Ecuador, las estribaciones a cada lado de los Andes y las zonas alto andinas son lugares ideales para la conservación de anfibios, ya que albergan una gran cantidad de ecosistemas andinos y páramos que registran un alto nivel de endemismo. En la región andina, el endemismo en anfibios alcanza niveles de hasta el 75%, lo que hace que posean especies que no se encuentran en ningún otro lugar del país y del mundo.


El papel biológico de los anfibios


Los anfibios son importantes en algunos ecosistemas ya que son consumidores y presas base, lo que contribuye al flujo de energía y al control de pestes y plagas. También son animales eficientes en la conversión de alimento en energía debido a su capacidad para regular su temperatura corporal según la del ambiente. A nivel socio-económico, los anfibios han sido utilizados ancestralmente por diferentes etnias para obtener veneno de su piel en las jornadas de cacería y, en la industria farmacéutica, se investiga su potencial para desarrollar sustancias con propiedades analgésicas y antibióticas. Culturalmente, las ranas y los sapos tienen significados simbólicos relacionados con la fertilidad y la regeneración de la vida, y son utilizados en el folklore, las artes y campañas comerciales.


Características de los anfibios como bioindicadores


Los anfibios son esenciales para los ecosistemas debido a que cumplen múltiples papeles funcionales, como ser buenos indicadores de la calidad del hábitat. Su capacidad para respirar a través de la piel los hace sensibles a cambios en el ambiente, lo que los convierte en excelentes señales de alerta para los seres humanos. Además, ciertas especies de anfibios tienen requerimientos muy específicos de hábitat y su desaparición puede indicar problemas ambientales mayores. Por lo tanto, es importante prestar atención a los anfibios y proteger su hábitat para mantener la salud de los ecosistemas.


La problemática actual de la disminución de las poblaciones de anfibios


En nuestros paisajes naturales solíamos escuchar el canto de numerosas ranas y sapos, pero en la actualidad, este sonido ha disminuido de forma preocupante debido a varios factores. Los anfibios son particularmente sensibles a los cambios en el ambiente, como enfermedades recientes y la presencia de pesticidas. Además, el cambio climático está alterando las condiciones óptimas para la supervivencia de los anfibios, lo que puede provocar la desaparición de varias especies. También hay especies introducidas que son una amenaza para las poblaciones de anfibios nativos, como la trucha y la rana toro, que fueron liberadas accidentalmente en el ambiente. Todos estos factores representan una grave amenaza para la supervivencia de los anfibios en nuestros ecosistemas.


¿Qué podemos hacer para mitigar la disminución de las poblaciones de anfibios?


La conservación de anfibios es crucial para proteger las especies nativas de hábitats que están siendo destruidos. Los parques nacionales tienen un papel importante en la protección de especies, por lo que se deben establecer áreas destinadas exclusivamente para la protección de especies nativas. También se deben recuperar áreas verdes urbanas y monitorear la dinámica poblacional y biología de las especies para entender cómo las variables ambientales y el cambio climático afectan su supervivencia y para combatir enfermedades. El Libro Rojo ofrece protección legal a las especies amenazadas, pero se necesita una guía para ayudar a las autoridades de control a identificarlas rápidamente. Además, se deben controlar las especies invasoras y las que están infectadas con enfermedades. Los esfuerzos en la reproducción en cautiverio de anfibios amenazados son válidos, pero aún insuficientes. La educación para la conservación es fundamental, especialmente para los estudiantes, y las actividades como caminatas en la naturaleza y museos pueden fomentar el conocimiento y la participación activa del público con el mundo animal y el diseño de material divulgativo para un público amplio.

232 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page