top of page
  • Foto del escritorCatálisis

Día Mundial de la Educación Ambiental: 26 de enero

Actualizado: 30 abr 2023

Escrito por Emilia Ayala


¿Por qué se celebra el Día Mundial de la Educación Ambiental (EA) el 26 de enero?


Las primeras acciones internacionales sobre importancia del cuidado del ambiente surgen en 1972, con la Declaración de la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Medio Ambiente, celebrada en Estocolmo, Suecia. Científicos y científicas, junto con algunos activistas expresaron su interés en dilucidar los problemas ambientales y la implementación de medidas para la preservación y mejora del ambiente. A partir de aquí, se estableció el Día Mundial del Medio Ambiente el 5 de junio, fecha en la que se llevó a cabo esta declaración (Gobierno de México, 2022).


Años más tarde, en 1975, se efectuó el Seminario Internacional de Educación Ambiental de Belgrado en Serbia. En este evento, se otorgó mayor importancia a la educación en la sociedad para la protección del ambiente. Se establecieron ideas y conceptos ligados a procesos como la contaminación ambiental, la pérdida de biodiversidad, la erosión del suelo y otros, como consecuencia de factores humanos debido a una inadecuada -o incluso inexistente- educación ambiental. Este es el antecedente más importante sobre la trascendencia de la Educación Ambiental, que no es nada más que involucrar a los agentes sociales mediante la pedagogía y la concientización de que cada una de sus acciones generan un impacto en el ambiente (Gobierno de México, 2022).


Así, en conmemoración al Seminario de Belgrado de 1975 , se decretó el 26 de Enero como el Día Mundial de la Educación Ambiental. Cuyo objetivo principal no es el cuidado del ambiente, sino educar a ciudadanos e instituciones para generar conciencia colectiva y responsabilidad con el ambiente, entendiendo que la suma de diversas acciones antropogénicas, pueden repercutir de manera negativa o positiva en el planeta (Marcinkowski & Reid, 2019).


La Educación Ambiental es una estrategia de conservación que busca relacionar científicos y científicas con miembros de la comunidad, personas responsables de la toma de decisiones y otras partes interesadas (Ardoin et al., 2020). Actualmente, existen dos visiones principales: i) la visión de democratización, que permite disminuir la brecha entre ciencia y la sociedad en general; y ii) la visión de productividad, que permite generar conocimiento científico de manera colectiva y a partir de experiencias o prácticas locales (Sauermann et al., 2020).


En general, la EA busca los siguientes objetivos:


  • Concienciar y conocer: donde se plantea una serie de soluciones eficientes a partir de dejar de lado la desinformación ambiental y lograr una mayor concienciación, haciendo entender a las personas que somos parte de la biósfera y no dueños de ella.

  • Mayor participación: donde se invita al público en general a intervenir en actividades recreativas relacionadas con el cuidado de la naturaleza, sobre todo, se busca la inclusión de niños, niñas y adolescentes, para crear futuras generaciones con mayor compromiso ambiental.

  • Desarrollo de actitudes y valores: donde se establecen vínculos entre las personas con la naturaleza para desarrollar responsabilidad social-ambiental y asimismo un sentido de pertenencia con el planeta (Monroe et al., 2019).


La EA abarca enfoques, herramientas y programas que desarrollan y apoyan actitudes, valores, conocimientos y habilidades relacionados con el ambiente, con los que preparan a las personas para tomar medidas informadas y conscientes con la naturaleza (Monroe et al., 2019). Tiene un importante contenido multi escala. ya que los resultados se pueden presentar a nivel individual (por ejemplo, los comportamientos ambientales de un individuo), a nivel social (por ejemplo, la creación de comunidad), y a nivel ecosistémico (por ejemplo, el número de una especie en peligro de extinción) (Marcinkowski & Reid, 2019).


Mucho les debemos a los y las educadores ambientales, que tratan de incorporar principios de varias disciplinas para una mejor comprensión de la naturaleza y la sociedad. Se aplican fundamentos de psicología conductual, marketing, sociología, pedagogía, biología, entre otros, pero siempre con una orientación práctica, para generar experiencias personales y colectivas en contacto con el medio que rodea a la sociedad, para formar comunidades responsablemente sostenibles, aprender y desarrollar una conexión con el entorno y para crear cuestionamientos en las personas que les impulse a generar un cambio (Ardoin et al., 2020).


En conclusión, la EA fomenta la curiosidad sobre el entorno en el que nos encontramos, la conexión con la naturaleza y la sensibilización con cada factor biótico[i] y abiótico que nos rodea. Una estrategia o iniciativa de EA eficaz, conlleva una transferencia conjunta de conocimiento entre lo teórico y lo empírico (Monroe et al., 2019). Además, la EA facilita las conexiones con la investigación práctica ya que reúne a distintas personas relacionadas o no con las ciencias de la vida a colaborar y a abordar problemas ambientales a mediano y largo plazo (Ardoin et al., 2020). Gracias al compromiso de varios educadores ambientales, en la actualidad, se han reportado beneficios directos al ambiente alrededor del mundo. Sin embargo, faltan aún esfuerzos por mejorar e incentivar a más gente a ser partícipes del cambio (Marcinkowski & Reid, 2019).


Y tú ¿qué acciones realizas para generar el menor impacto posible en el planeta?


“Si supiera que el mundo se acaba mañana, yo, hoy todavía, plantaría un árbol” - Martin Luther King


Fuentes consultadas:

Ardoin, N. M., Bowers, A. W., & Gaillard, E. (2020). Environmental education outcomes for conservation: A systematic review. Biological Conservation, 241. https://doi.org/10.1016/j.biocon.2019.108224

Gobierno de México. (2022, March 29). 26 de enero: Día Mundial de la Educación Ambiental.

Marcinkowski, T., & Reid, A. (2019). Reviews of research on the attitude–behavior relationship and their implications for future environmental education research. In Environmental Education Research (Vol. 25, Issue 4). https://doi.org/10.1080/13504622.2019.1634237

Monroe, M. C., Plate, R. R., Oxarart, A., Bowers, A., & Chaves, W. A. (2019). Identifying effective climate change education strategies: a systematic review of the research. Environmental Education Research, 25(6). https://doi.org/10.1080/13504622.2017.1360842

Sauermann, H., Vohland, K., Antoniou, V., Balázs, B., Göbel, C., Karatzas, K., Mooney, P., Perelló, J., Ponti, M., Samson, R., & Winter, S. (2020). Citizen science and sustainability transitions. Research Policy, 49(5). https://doi.org/10.1016/j.respol.2020.103978

4234 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page